Grupo González-Folâtre condonó deuda a todos los arrendatarios durante la pandemia en Curicó

La nota publicada por el Diario Financiero donde se daba a conocer las medidas económica adoptadas por la empresa de la familia González-Folâtre, más que sorpresa, causó una especie de orgullo para los curicanos, que desde siempre han sentido una cercanía con su fundador, Benjamín González, desde los inicios de Multihogar.

No cobrar a sus locatarios, mientras dure la pandemia.

Esa fue la decisión que el año pasado tomaron en el mall Valle de Curicó. “El foco fue ir juntos en la pelea, salir juntos de esta situación, pero con condiciones que sean rentables para todos”, explica Benjamín González, vicepresidente ejecutivo y accionista de la firma del grupo GF.

Hasta ahora son uno de los pocos centros comerciales del país que han tomado esta medida, pero el empresario sostiene que “yo creo que hoy día los números dan para poder hacer un poco más pareja la cancha y que al final salgamos todos adelante”.

González cuenta que, junto a su hermano Lucas, se sentaron a conversar con su padre -Benjamín – el 18 de marzo, cuando la pandemia ya contaba los primeros casos en Chile, sobre los pasos a seguir. Ya se había decretado que los centros comerciales, al ser espacios cerrados, no podían estar abiertos. “Cómo les vamos a cobrar si no están generando ingresos, de dónde van a sacar plata”, fue lo que concluyeron.

Benjamín González Folâtre. vicepresidente ejecutivo y accionista de la firma del grupo GF.

La decisión tuvo una buena repercusión entre las mismas marcas, según González, quien resalta que hasta ahora ningún locatario ha dejado el mall, y quienes se están yendo lo hacen por decisión estratégica de sus casas matrices. Además, varios se quedarán hasta que haya un reemplazo. En este centro comercial sus 75 tiendas pagaban en promedio, 0,6 Unidades de Fomento por metro cuadrado de alquiler.

El centro comercial estuvo cerrado por seis meses seguidos, por lo que sus 600 trabajadores fijos y los otros 400 que regularmente llegan cuando comienza la temporada de cosecha de frutas para la exportación en el sur tuvieron que seguir esperando.

González tiene claro que tras la pandemia y el auge del e-commerce, el modelo de negocio basado en arrendar un espacio, cobrar un porcentaje de las ventas, gastos comunes y dinero para promoción y publicidad está en cuestionamiento. Los mismos representantes de las principales marcas que operan en las grandes cadenas de malls nacionales recurrieron a fines del año pasado a la Corte Suprema reclamando por los contratos que les obligaban a seguir pagando, pese a llevar meses enteros con sus puertas cerradas. Incluso fueron al Tribunal de la Libre Competencia para preguntar si las cláusulas de esos acuerdos no eran contrarias a la legalidad vigente.

Grupo GF

La empresa curicana proviene de Multihogar, una multitienda de 90 metros cuadrados que Benjamín González padre abrió en el centro de Curicó en 1978. Con los años, el negocio creció -hoy esa tienda tiene siete ubicaciones- y los hijos de González entraron a otras áreas: al mundo agrícola con Gonzagri y a los vinos con la viña Folâtre. Posteriormente, el año 2000, compraron la Radio Condell, que ya tiene casi 90 años de historia, y el 2011 construyeron el mall.

Hoy, las empresas de los González Folâtre están bajo el paraguas de Grupo GF y se han extendido por Maule y O’Higgins.

La inversión inicial para la construcción del centro comercial fue de $22 mil millones. “Fue el salto a la piscina que se pegó en su vida emprendedora nuestro padre. Él no tenía idea de malls, creía que era más o menos lo mismo que el retail”, recuerda González Folâtre.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *